14 jun. 2016

Hasta siempre, mi amor. Jojo Moyes


Autor: Jojo Moyes 

Publicado por: ArrobaBooks 

Año publicación: 2013 

Género: Romántica 

EBook: 7,59€


Una última carta es la que no esperas recibir nunca de la persona que quieres. Ellie Haworth ya está harta de esperar como una tonta a que John dé señales de vida o cuente con ella para sus planes, y de que, cuando finalmente se digna a hacerlo, se limite a un escueto SMS, un breve mensaje de correo o un simple «Nos vemos. X». Cierto que desde el principio fue consciente de dónde se estaba metiendo al liarse con un hombre casado, pero la sensación de estar siempre a la espera resulta cada vez peor. Un día, a raíz de un encargo de su redactora jefa del Nation, Ellie tropieza entre los archivos del periódico con un tesoro inesperado: unas cartas de 1960 en las que un hombre relata su amor imposible a su amante, una tal Jennifer. Al leer frases como “Quiero que sepas que en algún lugar de este mundo hay un hombre que te ama” o «Tú me haces querer convertirme en una versión mejor de mí mismo», los ojos se le anegan de lágrimas, pues intuye que jamás nadie le dirigirá a ella palabras de amor verdadero como aquéllas.Tales cartas permitirán a Ellie retroceder cuarenta años en el tiempo y adentrarse en una relación de adulterio, pasión y pérdida: ella, Jennifer, una mujer casada sometida al yugo de un marido que no la valora; él, B., el hombre que despertó en ella una pasión que creía perdida… y luego el grave accidente, que truncó la promesa de una vida feliz. Convertida ahora en un personaje más de aquella historia, Ellie Haworth sabe que está ante su última oportunidad de enderezar el rumbo de su propia vida.
Es la primera vez que leo a esta autora, y la verdad es que no   tuve curiosidad   hasta   que   Niusa   la   puso   como recomendación para  Junio.  Y  entre  sus  libros  elegí  éste, que no me ha decepcionado para nada y que la ha aupado a  un  puesto  de “Autora  a  tener  en  cuenta”.  Con  deciros que  empecé  a  leer  la historia  de  Jenny  y  Anthony/Boot  y hasta las siete de la mañana no pude parar...
Una  de  las  cosas  que  me  llamaron  la  atención  es  que ambas historias  de  amor  (la  de  Jenny  y  la  de  Ellie)  son adulteras. En el primer caso, Jenny es la mujer casada que lucha  contra  todas sus  fuerzas  contra  la  atracción  que siente  hacia  Anthony,  a pesas  de  estar  inmersa  en un matrimonio del cual no es más que un mero florero, y que su  marido  la  trata  rallando  el  maltrato psicológico  y  en  la segunda  Ellie  es  la “otra”,  aunque  esta historia  palidece frente a la principal.
Y  sinceramente,  prepara  pañuelos  ya  que  la  historia  entre Jenny y Boot es de coger pañuelos, llena de oportunidades perdidas,  de  retroceder  en  el  momento  inoportuno,  de dolor por el otro, y de cómo tu entorno te jode la vida (con perdón) aunque crean que lo hacen con la mejor intención del  mundo,  ya  que  hay un  momento  que  si  alguien  no hubiera hecho lo que hizo, les hubiera ahorrado 40 años de sufrimiento.
Pero vamos al asuntillo. La novela comprende un prólogo y  está dividida  en  tres  partes.  Te  sorprende  un  prólogo ambientado  en el  presente  (bueno,  en  el  2003)  y  que  te zambullan de repente en 1960. La primera y segunda parte es  la  historia  de  Jennifer, primero  en  1960  y  luego  en 1964,  y  la  tercera  ya  tiene  más momentos  en  el  presente, con   flashback   en   el   pasado   y   como   una   historia   va influyendo en la otra. En la primera parte hay un punto crítico, por decirlo de alguna manera, que es un accidente de tráfico  que  tiene  ella  y  del  que  sobrevive  a  duras penas, teniendo como secuela del mismo una amnesia que le hace replantearse quien es ella en realidad y su matrimonio. Te desconcierta  un  poco  ya  que  están  mezcladas  la  parte anterior del  accidente  y  la  posterior,  con  la  historia  de amor  con  Boot (como  va  naciendo  y  haciéndose  más fuerte) y el descubrimiento de unas cartas de amor que con la  amnesia encima, no  sabe  quién  se  las  ha  mandado  y desea   descubrirlo   con   todas   sus   fuerzas,   ya   que   su matrimonio  no  es  todo  lo idílico  que  pretenden  hacerle creer  y  desea  encontrar  al  autor de  esos  maravillosos escritos.  Mientras,  su  marido  la  ignora, sus  relaciones  íntimas son un auténtico desastre, y se siente perdida en su propia casa. Y cuando consigue encontrar más o menos el norte,  empiezan  a  poner  piedras  en  su  camino, haciendo que su vida conyugal sea aún peor. Te vas enterando de las mentiras  creadas,  de  las  decisiones  tomadas  demasiado tarde,  de  las  víctimas  colaterales...  Y  si  en  la  primera parte  se te  queda  el  corazón  encogidito,  en  la  segunda  ya gritas “esto no  es  justo”y “no  puede  acabar  así...”. Tranquilos,  se  irá resolviendo  en  la  tercera,  teniéndote  en vilo  hasta  el  final, pero hay  que  aguantar  las  buenas intenciones  que   resultan   desastrosas,   el   enderezarse   y proseguir con el corazón hecho pedazos, y el morderte los puños  ya  que  si  hubieran  esperado un poco,  solo  un poquito...  y  nadie  se  hubiera  entrometido...  No se  debe dar nada por supuesto. 
Respecto  a  la  historia  de  Ellie,  no  hay  mucho  que  contar. Tiene  una  aventura  con  un  hombre  casado  al  que  ve  a cuentagotas,  le  da  mil  vueltas  a  los  sms  y  correos  que  se escriben,  y  no  se  preocupa  ni  de  la  mujer  ni  los  hijos  de John.  En  otras  palabras,  está  cegada  por  esa  relación  por mucho que sus amigos la intenten avisar del error, además de poner en serio riesgo su trabajo. Hacen falta unas cartas de  amor antiguas que  le  hacen  anhelar  sentir  esa  clase  de amor,  conocer  a  un tercero  y  decidir  sincerarse  con  John además de otras circunstancias para decidir qué hacer con su vida.
Una gran novela llena de momentos duros, de reveses del destino, de    perderlo     todo     y     encontrarlo,     y     el convencimiento que al final, tardará más o menos, el amor triunfa... aunque esta vez le ha costado.


31 may. 2016

Los príncipes azules no existen... ¿o si?

Autor: Antía Eiras 

Autopublicación 

Año publicación: 2015 

Género: Chick lit 

516 Páginas


Alexia es una chica sencilla que huye de su pasado para empezar a trabajar para un importante actor mexicano. Cuando conoce a Martín Ledesma no se puede imaginar que su vida cambiará por completo. Y Martín, ¿qué os puedo decir de él?. Es extraordinariamente guapo, rico y muy famoso, por el que todas las mujeres suspiran y se pelean por estar entre sus brazos.Pero tiene un carácter fuerte, dominante y celoso, que no le va a hacer la vida sencilla a Alexia, a quien tuvo que contratar pese a no estar de acuerdo. Sus caracteres chocarán de forma explosiva, pues los dos son tercos, cabezotas y muy tozudos, creando momentos divertidos y muy intensos. Ninguno de los dos quiere dar el brazo a torcer, pero el destino les tiene algo preparado, y aunque intenten luchar contra ello no podrán evitarlo.
Al  comenzar  a  leerlo  pensaba  darle  un  7,5  pero  le  fui bajando la  puntuación  por  varios  motivos.  El  primero  y bastante importante la pobre edición que tiene. Estoy harta de  que  la  gente publique  libros  sin  pasarle  un  mísero corrector,  lleno  de  faltas de  ortografía.  No  sé cuántas veces  leí “echo”  del  verbo  hacer, así  tal  cual,  sin  h.  Y  ya cuando vi  su  pretérito  perfecto “a echo”  fue  el  acabose...Por  el  amor  de  Dios.  Esa  preciosidad junto  a   nexos copulativos  e  con  h,  o  tú  cuando  debería  ir  tu, preguntas cuando  eran  afirmaciones,  falta  de  comas,  y  las frases quedando raras... y podría seguir. 
Eso por no decir que la novela se me hizo tremendamente larga debido  a  la  cantidad  de discusiones  fuera  de  tono  y de  lugar, y más  en  una  relación jefe –  empleado.  Y  si Martín era cabezota, terco, y que no daba su brazo a torcer Alexia no se quedaba atrás. A veces creo que la mujer debía  tener  un  trastorno  bipolar,  porque mi  madre...  Los dos son  como  el  perro  del  hortelano,  que  ni comen  ni  dejan comer,   totalmente   exasperantes.   Porque   sí, como   dije antes, Martín  es  cabezona,  terco,  autoritario, controlador, celoso...  Lo alucinante  es  que  ella  lo  acusa  de  eso, y  le gana  por  goleada.  Al  menos  el  pobre  hombre  a  las  tres cuartas partes del libro se da cuenta (después de decírselo cuatro o cinco personas, claro) que está enamorado de ella y “se tranquiliza”,  pasando  a  la  seducción  y  dejando  las discusiones. Pero  Alexia...  a  treinta  páginas  del  final  la estás  llamando pánfila,  tonta  y  unas  cuantas  cosas  más.Terminas   hasta   las   narices   de   tanta   salida   de   tono, metedura   de   gamba,   cabezonería,   inseguridad,   tanto repetirse  que  está enamoradísima  de  él,  pero  no  se  lo puede permitir, ya que claro, cómo  va  él a enamorarse de ella;  tanta  cobardía  demostrada tanto  a  Roberto  como  a Martín  (sobre  todo  a  Roberto),  ser  un completo  avestruz. Y mojigatería a raudales... Incontables las veces que la tía se  muerde  el  labio,  se  sonroja,  se  siente incómoda  por  un piropo o una  frase  cariñosa,  venga  de quien venga.  Y  eso que  no  era  virgen  (no  sé  como  lo consiguió  la mujer)...Los  demás  diciendo  por  activa  y  pasiva diciéndole que Martín  siente  algo  por  ella,  y   erre  que  erre  que no, imposible.   La   de   cantidad   de   malentendidos que   se hubieran ahorrado si en vez de gritarse o salir por piernas se hubieran sentado  a  hablar;  o  si  hubiera  dejado  de  dar cosas   por   sentado    malinterpretando    las    situaciones. Absolutamente cansina.
Y no negaré que tiene momentos casi divertidos... porque el significado  del  verbo  coger  en  Galicia  y  en  Latinoamérica  ya sabemos  que  es  completamente  distinto,  y  que  los gallegos cogemos todo, con lo que la broma está un poco vista.   También   tiene   momentos   emotivos,   como   la reconciliación  de  Martín con  su  padre  o  la  historia  de  la muerte  de  los  padres  de  ella. Pero  el  resto  de  las  cosas tampoco  son  para  tirar  cohetes.  La verdad  es  que  entre tanta discusión y cabreos te  aburres  y no te das cuenta de que   la   acción   temporal   no   es   muy   larga...   un   mes aproximadamente, pero parece mucho más largo.
Respecto a la escena de la cama, ya estás tan aburrida que bostezas, aunque la verdad, mal no está... lo que te la hace larga  es  lo anterior.  Y  reconozco  que  muchas  veces  fui  a ver  cuántas páginas  me  quedaban  para  terminar  o  tuve serias  tentaciones de saltarme  varias  decenas  e  irme  al final. 
Respecto  al  resto  de  los  personajes...  tenemos  tres  hadas madrinas   encarnadas   en   la   peluquera,   maquilladora   y ayudante de vestuario de la telenovela, que convierten a la mosquita  muerta  en  una  sex  symbol,  pero  claro,  ella  sin creérselo;  la  actriz  principal  encantadora  y  amiga  de  sus amigos, echando manos en cuanto puede; el segundo galán en discordia,  los  malos  malísimos,  el  hijo  encantador,  el padre   arrepentido,   la   cocinera   y   la   sirvienta   también maravillosas...
En resumen, un libro al que le sobran faltas de ortografía, páginas, discusiones, tozudeces, orgullos malentendidos, y tal vez le falta algo de chispa pretendiendo ser algo similar a  un  cuento  de  La Cenicienta  (pensé  por  un  momento  en un  Betty  la  fea)...  O como  Alex  dice,  una  Pretty  Woman con secretaria en vez de prostituta. 
P.D. y sin que nadie se ofenda... Cada vez me creo menos las opiniones  de  amazon.  Las  más  sinceras  suelen  ser  las negativas, ya que las otras te quedas pensando si has leído la misma novela.  Vale,  para  gustos  colores.  Aún  estoy pensando  dónde le han  visto  la “comedia  romántica”.


27 may. 2016

Qué leer Junio 2016

Mi Isla. Elísabet Benavent
2 Junio 2016

Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes... Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza... Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado... Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos... hasta que conoce a Alejandro... y la calma da paso a una tormenta de sensaciones... y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.



Después de ti. Jojo Moyes
9 Junio 2106
Lou Clark tiene muchas preguntas:
¿Por qué ha terminado trabajando en el pub irlandés de un aeropuerto donde cada día tiene que ver cómo otras personas se van de viaje a conocer sitios nuevos? ¿Por qué a pesar de que ya lleva meses viviendo en su apartamento aún no se siente en casa? ¿Le perdonará su familia lo que hizo hace año y medio? ¿Y superará alguna vez la despedida del amor de su vida?
Lo único que Lou sabe con certeza es que algo ha de cambiar. Y una noche sucede. Pero ¿y si la desconocida que llama a su puerta tiene incluso más preguntas y ninguna de las respuestas que ella busca?
Si cierra la puerta, la vida continúa, sencilla, organizada, segura.
Si la abre, lo arriesga todo de nuevo. Pero Lou una vez hizo una promesa para seguir adelante. Y si quiere cumplirla tendrá que invitarla a entrar...

Las debutantes. Sarah Mclean
6 Junio 2016
Con solo diecisiete años, lady Alexandra Stafford no posee las cualidades idóneas para ser una joven debutante en el Londres de la Regencia. Alex posee un carácter fuerte, una lengua afilada y no le gusta nada tener que andar probándose vestidos. Por desgracia, su madre lleva demasiado tiempo esperando a que sea lo suficientemente mayor para formar parte de la vida social londinense y no tiene intención de renunciar a su sueño de casarla con un hombre tranquilo, respetable, rico y… seguramente aburrido.
Pero Alex se siente mucho más fascinada por las aventuras que por los romances. Entre pruebas de vestidos, bailes, fiestas y cenas de gala, Alex y sus dos mejores amigas, Ella y Vivi, se ven envueltas en un reto aún mayor. Un misterio rebosante de espionaje, sospechas, suspicacias… y amor. ¡El romance flota en el aire cuando la temporada comienza!

Un seductor sin corazón. Lisa Kleypas
8 Junio 2016
Los Ravenel es una nueva serie histórica integrada por cuatro novelas que se pueden leer también de forma independiente, y de las cuales Un seductor sin corazón es la primera.
Devon Ravenel, el libertino más encantador de Londres, acaba de heredar un condado, pero su nuevo rango social incluye unas cuantas sorpresas. La propiedad heredada carga con numerosas deudas y las tres inocentes hermanas del conde aún ocupan la casa… junto con Kathleen, Lady Trenear, una joven viuda cuyo agudo ingenio y determinación se equiparan a los del propio Devon.
Kathleen sabe que no debe confiar en un bribón como Devon, pero la fuerte atracción que existe entre ambos es innegable… y tras estrecharla entre sus brazos por primera vez Devon jura hacer lo que sea para poseerla. ¿Conseguirá ella evitar entregarle el corazón al hombre más peligroso que jamás ha conocido?


Maldad latente. Sandra Brown
15 Junio 2016
«¿El fin justifica los medios?»
La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado.
Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro.
Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión.