31 may. 2016

Los príncipes azules no existen... ¿o si?

Autor: Antía Eiras 

Autopublicación 

Año publicación: 2015 

Género: Chick lit 

516 Páginas


Alexia es una chica sencilla que huye de su pasado para empezar a trabajar para un importante actor mexicano. Cuando conoce a Martín Ledesma no se puede imaginar que su vida cambiará por completo. Y Martín, ¿qué os puedo decir de él?. Es extraordinariamente guapo, rico y muy famoso, por el que todas las mujeres suspiran y se pelean por estar entre sus brazos.Pero tiene un carácter fuerte, dominante y celoso, que no le va a hacer la vida sencilla a Alexia, a quien tuvo que contratar pese a no estar de acuerdo. Sus caracteres chocarán de forma explosiva, pues los dos son tercos, cabezotas y muy tozudos, creando momentos divertidos y muy intensos. Ninguno de los dos quiere dar el brazo a torcer, pero el destino les tiene algo preparado, y aunque intenten luchar contra ello no podrán evitarlo.
Al  comenzar  a  leerlo  pensaba  darle  un  7,5  pero  le  fui bajando la  puntuación  por  varios  motivos.  El  primero  y bastante importante la pobre edición que tiene. Estoy harta de  que  la  gente publique  libros  sin  pasarle  un  mísero corrector,  lleno  de  faltas de  ortografía.  No  sé cuántas veces  leí “echo”  del  verbo  hacer, así  tal  cual,  sin  h.  Y  ya cuando vi  su  pretérito  perfecto “a echo”  fue  el  acabose...Por  el  amor  de  Dios.  Esa  preciosidad junto  a   nexos copulativos  e  con  h,  o  tú  cuando  debería  ir  tu, preguntas cuando  eran  afirmaciones,  falta  de  comas,  y  las frases quedando raras... y podría seguir. 
Eso por no decir que la novela se me hizo tremendamente larga debido  a  la  cantidad  de discusiones  fuera  de  tono  y de  lugar, y más  en  una  relación jefe –  empleado.  Y  si Martín era cabezota, terco, y que no daba su brazo a torcer Alexia no se quedaba atrás. A veces creo que la mujer debía  tener  un  trastorno  bipolar,  porque mi  madre...  Los dos son  como  el  perro  del  hortelano,  que  ni comen  ni  dejan comer,   totalmente   exasperantes.   Porque   sí, como   dije antes, Martín  es  cabezona,  terco,  autoritario, controlador, celoso...  Lo alucinante  es  que  ella  lo  acusa  de  eso, y  le gana  por  goleada.  Al  menos  el  pobre  hombre  a  las  tres cuartas partes del libro se da cuenta (después de decírselo cuatro o cinco personas, claro) que está enamorado de ella y “se tranquiliza”,  pasando  a  la  seducción  y  dejando  las discusiones. Pero  Alexia...  a  treinta  páginas  del  final  la estás  llamando pánfila,  tonta  y  unas  cuantas  cosas  más.Terminas   hasta   las   narices   de   tanta   salida   de   tono, metedura   de   gamba,   cabezonería,   inseguridad,   tanto repetirse  que  está enamoradísima  de  él,  pero  no  se  lo puede permitir, ya que claro, cómo  va  él a enamorarse de ella;  tanta  cobardía  demostrada tanto  a  Roberto  como  a Martín  (sobre  todo  a  Roberto),  ser  un completo  avestruz. Y mojigatería a raudales... Incontables las veces que la tía se  muerde  el  labio,  se  sonroja,  se  siente incómoda  por  un piropo o una  frase  cariñosa,  venga  de quien venga.  Y  eso que  no  era  virgen  (no  sé  como  lo consiguió  la mujer)...Los  demás  diciendo  por  activa  y  pasiva diciéndole que Martín  siente  algo  por  ella,  y   erre  que  erre  que no, imposible.   La   de   cantidad   de   malentendidos que   se hubieran ahorrado si en vez de gritarse o salir por piernas se hubieran sentado  a  hablar;  o  si  hubiera  dejado  de  dar cosas   por   sentado    malinterpretando    las    situaciones. Absolutamente cansina.
Y no negaré que tiene momentos casi divertidos... porque el significado  del  verbo  coger  en  Galicia  y  en  Latinoamérica  ya sabemos  que  es  completamente  distinto,  y  que  los gallegos cogemos todo, con lo que la broma está un poco vista.   También   tiene   momentos   emotivos,   como   la reconciliación  de  Martín con  su  padre  o  la  historia  de  la muerte  de  los  padres  de  ella. Pero  el  resto  de  las  cosas tampoco  son  para  tirar  cohetes.  La verdad  es  que  entre tanta discusión y cabreos te  aburres  y no te das cuenta de que   la   acción   temporal   no   es   muy   larga...   un   mes aproximadamente, pero parece mucho más largo.
Respecto a la escena de la cama, ya estás tan aburrida que bostezas, aunque la verdad, mal no está... lo que te la hace larga  es  lo anterior.  Y  reconozco  que  muchas  veces  fui  a ver  cuántas páginas  me  quedaban  para  terminar  o  tuve serias  tentaciones de saltarme  varias  decenas  e  irme  al final. 
Respecto  al  resto  de  los  personajes...  tenemos  tres  hadas madrinas   encarnadas   en   la   peluquera,   maquilladora   y ayudante de vestuario de la telenovela, que convierten a la mosquita  muerta  en  una  sex  symbol,  pero  claro,  ella  sin creérselo;  la  actriz  principal  encantadora  y  amiga  de  sus amigos, echando manos en cuanto puede; el segundo galán en discordia,  los  malos  malísimos,  el  hijo  encantador,  el padre   arrepentido,   la   cocinera   y   la   sirvienta   también maravillosas...
En resumen, un libro al que le sobran faltas de ortografía, páginas, discusiones, tozudeces, orgullos malentendidos, y tal vez le falta algo de chispa pretendiendo ser algo similar a  un  cuento  de  La Cenicienta  (pensé  por  un  momento  en un  Betty  la  fea)...  O como  Alex  dice,  una  Pretty  Woman con secretaria en vez de prostituta. 
P.D. y sin que nadie se ofenda... Cada vez me creo menos las opiniones  de  amazon.  Las  más  sinceras  suelen  ser  las negativas, ya que las otras te quedas pensando si has leído la misma novela.  Vale,  para  gustos  colores.  Aún  estoy pensando  dónde le han  visto  la “comedia  romántica”.


6 comentarios:

  1. Hola!!
    Cuidar el trabajo es lo mínimo.. y por lo que cuentas a esta autora se le han escapado pequeños-grandes detalles.
    No me animo
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Leí esta novela hace un tiempo y me gusto mucho, me divertí leyéndola.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero parece una novela divertida y amena, me la llevo anotada.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  4. Por ahora lo voy a dejar pasar que tengo muchos pendientes que me llaman mas la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que me voy a enfadar mucho con este libro en todos los sentidos.
    Gracias por tu entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5/8/17 15:35

    ¡Hola!
    A mí me divirtió, me agradó, y concuerdo contigo muchos errores, de todo tipo, me pareció sorprendente como dices ortografía, puntuación, gramática etc, y también por supuesto las largas páginas.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".